MENARA CONSTRUCCIONES S.A. es una empresa familiar que se inicia en 1956, como contratista de obras privadas, logrando méritos como para acceder a contratar obras de envergadura bajo la figura de sociedad anónima.

Gracias a la permanente reinversión de las utilidades en equipamientos e infraestructura, surgieron obras de relevancia, aumentando la actividad comercial y el liderazgo del mercado de materiales minorista de Rafaela y zona.

En el año 1977 la empresa vio la posibilidad de utilizar su importante necesidad de compra de materiales de construcción, empleados para consumo propio, para abrir una boca de expendio al público. Es así que comenzó a funcionar el Corralón de Menara, ubicado en calle Lavalle 835, que comercializaba cemento, arena, piedra, hierro y ladrillos cerámicos y de a poco fue anexando más productos hasta cubrir la totalidad de los rubros.

A los pocos años, debido al rápido crecimiento, fue necesario un nuevo y más grande espacio por lo que comenzó el traslado paulatino a su actual emplazamiento en Avenida Italia 1320, que contaba con un terreno de dos hectáreas sobre una avenida de tránsito pesado.

En el año 1996 la empresa decide encarar un nuevo proyecto: la venta mayorista de materiales ferrosos (hierros para construcción, mallas, perfiles, tubos, caños, chapas, entre otros). Hoy, al cumplirse una década del comienzo de ésta actividad, ha logrado una importante inserción en las provincias de Santa Fe, Córdoba y Santiago del Estero; con visitas de representantes de ventas y reparto periódico propio con camiones semiremolques y balancines.

Para la misma época se encara también la instalación de una planta para la provisión de hormigón elaborado, primera en la región y todo un desafío ya que el mercado local no estaba acostumbrado al uso del mismo. Hoy podemos decir que la actividad está totalmente arraigada en la zona siendo Menara el líder indiscutido en este rubro como en el rubro de la venta de materiales tradicionales de construcción.